Mi Primera Vez: Despertad Sexual de un Tímido

Como había dicho antes, mi timidez me llevó a muchas situaciones de verguenzas y penas. No fué la diferencia cuando se presentaron mis primeras experiencias amorosas, específicamente con carácter sexual. A mis 16 años, solo había besado. No existía la suficiente confianza en mi mismo para ir más allá y tocar las partes íntimas de mi "novia de turno."

Ser tan lento, me hizo recibir muchas presiones, burlas y preguntas. La primera vez que toqué el pecho de una mujer fue porque ella misma llevó mis manos a sentir el tibio roce de su suave y acolchonado busto. Ella preguntó que por qué no le hacía eso a cada momento, pues a ella le gustaba.

Le dije que a mi me gustaba también, pero que no lo había hecho por respeto. Pues "no me respetes" me dijo. Desde ese día, vi el respeto a la mujer desde otra perspectiva y comencé a diferenciar entre el respeto mismo y la necesidad de las mujeres (y mía) de sentir lo que es natural.

Las preguntas seguían callendo sobre mí, pues tenía suerte de conseguirme las chichas desde temprana edad, pero no sabía como "mantenerlas contentas" lo que hacía que se fueran de mí rápido. La suerte (si es que existe) era extraña, pues sin ningún esfuerzo de mi parte ellas se ponían a mi dispocisión, pero pronto moría la magia.

¿Por qué no me besas más? decía. Yo no contestaba nada, pero símplemente no me sentía un buen besador y me daba miedo fallar, y para no fallar, lo hacía menos frecuente.

Mi primera vez fué una larga mentira, calculada mucho tiempo antes de que ocurriera. A mis casi 18 años, aquella dama "experimentada" tenía 5 años mas que yo.

Después de durar varias semanas convenciéndola de que no era virgen (que buen actor soy) se dió la oportunidad tan esperada. Ni si quiera sabía como actuar, solo repasaba en mi cerebro las escenas porno aprendidas para pasar por experto.

Parece que mi primer paso al sexo oral no fué malo (asumiendo que ella también no estuviera engañándome) y supe emular aquellas películas baratas que veía en mi adolescencia.
Después que lo creí suficiente, me dispuse a poner el preservativo en su lugar, lo cual se me facilitó por el estudio previo de la teoría de educación sexual y enciclopedias ilustrativas. Más mis ideales no se percataron de la gran grieta que aveces separa el conocimiento de la experiencia.

Dejé de primera instancia que ella se colocara encima, no sabiendo que en esa situación estas a merced de los movimientos de la dama, que no tiene consideración de tu condición de novato oculto ( ¿ya dije que ella creía que yo sabía?)...sacó mi nectar blanquecino en poco tiempo. Pareció más una inyección que una acción.

Ella no lo notó al instante, pues oculté el hecho. Sin embargo, mi cara de estúpido (la que ponemos los hombres al terminar) y la alta temperatura de mi cuerpo le dieron una clave de que algo no estaba bien. Se desmontó de su cabalgata salvaje y preguntó...¿Y qué es eso mi hijo?...no me digas que ya te...

Mientras salía del trance de la relajación muscular del orgasmo, me dispuse a explicarle que hacía mucho que nada de nada, como para justificar el hecho. Ella se ocultó ente las sábanas, odiando el momento insatisfecho y sin decir una sola palabra.

Después de ocultar el cuerpo del delito, lleno de la juventud inexperta de una vesicula seminal que estaba llena hasta el tope, me dispuse a convencerla de una segunda intervención. Al pasar de media hora (creo yo) de cortejarla entre las sábanas como animal salvaje, la convencí y el sí abrió otro capítulo al verdadero despertad sexual de un Ex-tímido, pues ya cierta "maldad" había renacido. Después que se prueva eso, quedas "loco."

Ya la segunda parte es más de lo mismo, pero con la variante de que actué de una forma tan convincente, que ella me preguntaba una y otra vez, cuando le daría otra noche.

Confieso que no hubo amor, pura lujuria pecaminosa. No estoy orgulloso de eso, pero lo que pasó, pasó y solo es una experiencia más de la vida. Desde ese instante, todo se hizo diferente. Se cambió mi punto de vista hacia el sexo y ya comencé el camino a la transformación total de lo que soy ahora.

¿Qué soy ahora? No un experto, ni sexólogo...solo una persona que no oculta las mentiras sociales procedentes de los tabues estúpidos. Que no cree que el sexo es pecaminoso siempre y cuando se haga con responsabilidad y amor (eso lo aprendí después) y que sabe que todos tenemos un derecho de complacernos mútuamente para alcanzar parte de nuestra felicidad.

Siempre promuevo la responsabilidad sexual como forma de disfrutar mucho más ese regalo de Dios. El libertinaje no es una buena opción, pero no es siempre fácil diferenciar el libertinaje de una vida sexual normal y sana.

Todos ustedes (mis queridos lectores) saben lo difícil que es controlar nuestros deseos. Pero...Después de que la timidez desaparece y este hombre lento olvida sus límites, se transforma en lo que soy ahora. Alguien con menos pelos en la lengua y que está en dispocisión de compartir experiencas y quizás "ayudar" a aquellos que están pasando por lo que pasé.

¿Qué ustedes opinan? Me encantaría saber mucho de las mujeres que lean esto, y hombres. Anímense.

Saludos a todos.

Bookmark and Share



Imagen vía: madrid.kedin.es

Entradas Relacionadas:

5 Comentarios:

Mr. JS 23 de diciembre de 2009, 6:58  

"Después de ocultar el cuerpo del delito, lleno de la juventud inexperta de una vesicula seminal que estaba llena hasta el tope" jajjajajajajja,,,esa si esta buena,,jejeje, hasta poetico sonó! jejeje.

Creo que MUY POCAS personas podrian tildar de "perfecta" su primera vez,,jejeje, lo que si es que si bien es cierto no fueron de lo mejor, al menos si las contamos con cierta jocidad o humor hoy en dia, luego del correr de los años! ejjee

Excelente post manito, como te he dicho, me gusta mas cuando escribes basandote en tu vida y no cuando pareces que estas dando clases en la universidad!

Timoteo Estevez 23 de diciembre de 2009, 18:08  

jajajaa Zabeton eres un casa nova... pero super mano, es dificil perder el miedo cuando se comienza por primera ves, bueno lo de la porno grafia te ayudo, wao jajajja zabeton... jajjaj ese post ta interesante... buena esa...

Zabeton 2.0 29 de diciembre de 2009, 19:50  

Js...
Pa' que veas que tambien soy poeta. Jejeje. La experiencia no fue tan mala, ni buena, fue mas o menos...pero, experiencia al fin.

Timoteo...
¿Casanova quien? No...yo he cogido mucha lucha tratando de gustar a muchas mujeres. He tenido suerte, pero no es fácil.

saludos a ambos

Luis R. 20 de marzo de 2010, 22:24  

Amigo buen relato, será que las primeras experiencia no fueron tan buenas, yo también pase por eso, y ahora cada vez que lo cuento, es para morirse de la risa,. especialmente las mujeres gozan una mundo cada vez que le cuento mi primera vez...

Zabeton 2.0 20 de marzo de 2010, 23:15  

LuisR.
Asi como dices hermano. Las primeras veces no fueron buenos, simplemente fueron parte de la experiencia adquirida, lo cual es bueno.

Y tambien disfruto de contarlo ahora, pues antes era una verguenza. Pero todo pasa y uno saca ventaja de la pasada situacion.

saludos. Espero que continues pasando por aqui.

Add to Technorati Favorites http://www.wikio.es
El contenido de este blog es totalmente de la autoría del dueño protegido por licencia Creative Commons. Aquellas ideas que no corresponden al mismo, son debidamente citadas como parte del compromiso de mantener el derecho de autor. Las imágenes utilizadas son solo para un fin educativo y también se citan sus dueños originales según Google Imágenes. Si algo de lo utilizado en este blog es de usted, y desea que se borre, solo escriba a zabeton@live.com y con gusto será retirado del mismo. Así también esperamos de usted el debido aviso previo al uso de cualquiera de mis contenidos. Con gusto compartiré. Gracias.


Autor

Mi foto
New York, United States
SI TE GUSTA EL BLOG, PROMUEVELO. De esa manera me ayudas a crecer y esparcir mi contenido. Espero servirte de algo en Sexualidad, Crecimiento Personal, Economía y la vida en general, para aprender juntos.

Sígueme en:

Unete al Grupo

Etiquetas

Blog de Oro 2010

Blog de Oro 2010