El Himen: Una Membrana "Engañosa."

Puede parecer increíble e irrelevante que en este siglo todavía hayan personas (principalmente hombres) que estén perdidos con respecto a las reacciones naturales que deben ocurrir durante la primera penetración (coito) de la mujer. O sea, al momento de perder su virginidad todas las mujeres no son iguales y esto depende de varios factores tanto físcios como externos, de los cuales no de todos tenemos pleno control.

Aunque el tema parece "old fashion" y fuera de foco, no me puedo quedar callado ante las interrogantes y confusiones de tantas personas ignorantes que escucho de vez en cuando. Hablando de sexo y virginidad de una manera bruta y transmitiendo tabúes a los menos informados. Estas personas basan sus "conocimientos" en sus experiencias y forman teorias de como debe ser "aquella primera vez." Teorias erróneas que se quedan plasmadas como mitos de una sexualidad engañosa.

Primeramente, el himen, aquella pequeña membrana que se supone debe obstruir el paso del pene hacia la vagina, tiene tantas formas que no pueden determinarse una reacción obligatoria a la hora de "romperse." La ignorancia hace pensar que la sangre debe fluir necesariamente, como pueba de que todo estaba "sellado." Muchos hombres hasta se ofenden cuando no ven el sangrero de la primera vez.

Vamos a empezar a decir que existe el himen elástico, el cual es capaz de soportar la presión del pene al entrar a la vagina y no necesariamente romperse, estirándose mucho más de lo que pensamos. Imagínese una "pared de latex" donde usted puede estirarla bastante con un dedo, pero no romperla. Algo así puede ocurrir y no ver nada de sangre a pesar de que el pene entró profundamente. Esto se puede mal interpretar como que ya la vagina estaba abierta y entonces el hombre se puede sentir engañado.

Por otra parte, una mujer puede nacer naturalmente sin himen y esto le da una condición especial en la cual es virgen (no ha sido penetrada) pero está abierta a una fácil introducción del pene o cualquier otro objeto. A la hora de tener relaciones sexuales "entra suevecito" entonces viene la interrogante de que si era verdad que es su primera vez o no. La incertidumbre se apodera del "afortunado" y la única que estaba segura de todo era la mujer. (Tu sabes, no hay confianza plena)

Como anécdota. Un día, un amigo de 40 años (aproximadamente) estaba contándome sobre la experiencia que había tenido con su novia la cual era supuestamente "señorita." El señor, de crianza "old fashion" y un poco iletrado me confesó que había devuelto a su ex-novia a sus padres por el hecho de que "el pene le entró lisito" y no hubo sangre al momento. Yo no me dispuse a explicarle nada a este señor, solo me quedé escuchando cuidadosamente todo lo que decía.

Para quitarme las dudas, desde ese momento empezé a preguntarle a varias personas de confianza sobre sus experiencia con vírgenes y que esperaban que sucediera a la hora del "none." Muchos de ellos para mi asombro respondieron que se molestaban cuando el proceso era muy fácil y ponían en duda la palabra de la mujer. Mi asombro era porque cierta ingorancia venía de gente educada, de las cuales no esperaba ese tipo de respuesta.
Por otra parte, así mismo como existen mujeres que pueden nacer sin ningún tipo de himen, existen aquellas que poseen un himen totalmente cerrado y compuesto por una membrana mucho más fuerte, como si se tratara de una pared de piel impermeable. De hecho, una vez leí del caso de una jóven de 17 años la cual se creía embarazada por el hecho de tener un abdomen abultado, dolores y amenorrea (ausencia del período menstrual) por un tiempo prolongado. Cuando fué llevada al médico, el problema es que poseía un himen totalmente cerrado el cual no le permitía el flujo saliera y su vientre estaba lleno de sangre vieja acumulada. La solución: hacerle un hoyo para filtrar la sangre.

Pero ¿En algún momento le ha pasado por la mente que esto ya no le importa a las mujeres u hombres? Entonces porque las operaciones de re-construcción de himen han incrementado en los últimos años. ¿Será una presión social de un grupo determinado, o la obseción de sentirse "señorita" denuevo?¿Quién sabe?

Lo que se sabe muy bien es que por más tiempo que pasemos hablando de estos temas habrá siempre personas dispuestas a no valorar como se debe otros atributos de la mujer a la hora del sexo. De hecho, mientras ellas mismas no eliminen esas estrategias engañosas de "complacer a un nuevo esposo" con una vagina nueva, no se le respetará sus propios derechos de perder su himen cuando les de su gana.

Lo malo es que no sé qué rango de edades son las más frecuentes aquí, pero apostaría que aunque seas muy experto, algo aprendiste de este post. Solo recuerden hombres: darle la prioridad a otras cosas más importantes a la hora de "desflorar" a una mujer por primera vez. El significado del momento para esa mujer, las caricias que brindan calma, las palabras que hacen especial ese día (un te amo no está de mas), la delicadeza de ser un caballero no un caballo, y muchas otras cosas que se necesitan para que esa "dama" se sienta especial.

Un pedacito de piel no es la gran cosa, es como la haces sentir lo que en verdad importa. Recuerda, el himen es engañoso, no esperes reacciones específicas.

------------------------------------------------------------------------

Para recibir los post actualizados en tu e-mail, solo inscribete al feed en el logo de la derecha o simplemente sigue este blog y se parte de nosotros. Gracias seguidores.

-----------------------------------------------------------------------

Entradas Relacionadas:

6 Comentarios:

Marco Di Calderón 27 de julio de 2009, 10:16  

El Problema del Himen, por años, como lo haz dicho, siempre ha sido muy engañoso, sin embargo, la razón por la cual se le da mucha importancia a este fenómeno social es dado a que el hombre en su gran ego, siempre ha querido sentirse el primero en todo.

Algunas chicas lo llaman, miedo a compararse con otros amantes, otras por encambio, lo consideran una mera aberración machista.

Pero en este mundo, existe muchas corrientes ideológicas algunas se contradicen:

Por ejemplo, una chica que se sumido en primiscuidad, puede considerar el himen y la virginidad como una imposición machista por reprimir su sexualidad, por otro lado una chica que aún está intacta físicamente, puede considerar que perder la virginidad y seguir un linaje promiscuo, es solo bueno para satisfacer los pilares machistas que la convierten en un objeto sexual.

El punto es que cada persona defiende lo que tiene, ni siquiera aquel que ha asesinado, se considera asesino, el caso de Alcapone, dado su condición se consideraba un Benefactor Público.

El punto es que, el himen por años, fue atribuido a mujeres que se han conservado para el hombre amado, y que no existe más evidencia que ello.

Tristemente, hay una disyuntiva, entre experiencia y virginidad. la REconstrucción de Himen, es quizás un regalo al ego masculino.

Algunas esposas, se lo hacen para el 14 de febrero como regalo a sus maridos.

En tiempos de antaño, el himen suponía una carga en una mujer. por ejemplo aquella que practicaba deportes; como montar caballo, o fútbol, era más propensa a rompersele el himen, que por el mero acto sexual.

Otro punto a tratar son la creencias, si un hombre cree que la virginidad es necesaria, deberá contraer una relación con una chica que piense lo mismo. Pero si hombre considera la virginidad como el preambulo del sexo aburrido, buscará a una mujer con mucha más experiencia.

Todo está en encajar los puntos en común.

Cyd 28 de julio de 2009, 19:56  

Hace poco un primo me pidió una opinión. Se sentía algo desencantado de su pareja porque el no fué el primero. Tuve que decirte una cantidad de cosas con otra cantidad de ejemplos para que entendiera que eso no es razón para no querer a alguien.

Pablo Lopez 29 de julio de 2009, 9:07  

El primero no es el que llega a la carne si no al corazon...jeje q maldito cliche.....

Mr. JS 30 de julio de 2009, 22:11  

Un pana mio llamado Eddie, en nuestros tiempos universitarios decia que la virginidad femenina era UNA FALTA DE HIGIENE,,ejjejeje,,,corroboro con eso,,jejejejeje

denisse 25 de abril de 2010, 13:50  

El himen tambien puede romperse por razones de la vida cotidiana?

Como andar en bicicleta, montar a caballo, una caida de pompis,hacer ejercicio?

¿El himen se puede dañar por esas pequeñas cosas?

Zabeton 2.0 25 de abril de 2010, 16:34  

Denisse...
Segun lo que he leido y escuchado, si es posible que el himen se rompa. Sin embargo, no es muy comun que pase.

Asi que tranquila. Si no te paso, espero que nunca te pase.

saludos

Add to Technorati Favorites http://www.wikio.es
El contenido de este blog es totalmente de la autoría del dueño protegido por licencia Creative Commons. Aquellas ideas que no corresponden al mismo, son debidamente citadas como parte del compromiso de mantener el derecho de autor. Las imágenes utilizadas son solo para un fin educativo y también se citan sus dueños originales según Google Imágenes. Si algo de lo utilizado en este blog es de usted, y desea que se borre, solo escriba a zabeton@live.com y con gusto será retirado del mismo. Así también esperamos de usted el debido aviso previo al uso de cualquiera de mis contenidos. Con gusto compartiré. Gracias.


Autor

Mi foto
New York, United States
SI TE GUSTA EL BLOG, PROMUEVELO. De esa manera me ayudas a crecer y esparcir mi contenido. Espero servirte de algo en Sexualidad, Crecimiento Personal, Economía y la vida en general, para aprender juntos.

Sígueme en:

Unete al Grupo

Etiquetas

Blog de Oro 2010

Blog de Oro 2010